Cómo prepararnos para una posible recesión económica.

“What is common sense isn’t common practice.” 

-Stephen Covey

Dicen los expertos que, después de un ciclo expansivo histórico en los Estados Unidos, se espera una recesión de alcance internacional para finales de este o el próximo año.

Este tipo de eventos usualmente vulneran las finanzas y la situación laboral de miles o millones de personas, independientemente de su industria y posición.

Ahora bien, prever y prepararse para este tipo de acontecimientos protege nuestro patrimonio contra efectos como la inflación y la falta de ingreso, además de que incluso abre el potencial de sacar provecho de las oportunidades que dejan la incertidumbre y el miedo en los mercados.

Aquí, algunas medidas que pudieran minimizar el impacto y ayudarnos a sacar el mayor provecho posible de una recesión.

Primero: estrategias defensivas

  • Liquida deudas con altas tasas de interés, generalmente las tarjetas de crédito. Busca refinanciarlas con un crédito a menor tasa a largo plazo o eliminar el saldo por completo.
  • Cultiva un fondo para emergencias en el que acumules de tres a seis meses del valor de tus ingresos mensuales.
  • Al calcular y construir este fondo, considera algunos compromisos y gastos fijos como el pago de alguna hipoteca o la educación de tus hijos.
  • Revisa tus recibos y gastos recurrentes mensuales; recorta los que sean superfluos o innecesarios como la membresía de un gimnasio al que rara vez visitas o las salidas recurrentes a restaurantes.
  • No hagas ventas de pánico de tus activos clave: acciones, activos inmobiliarios, etcétera.

Segundo: estrategias ofensiva

  • Construye tu “bunker de guerra”: una reserva de efectivo o inversiones en oro a los que recurrirás para invertir cuando se presenten las oportunidades. Recordemos que las mayores fortunas se hacen durante una recesión.
  • No inviertas en acciones hasta que tengas varios meses de efectivo en tus cuentas y hazlo de manera sistémica. Esto significa inyectar capital en intervalos, por ejemplo, cada mes, de manera que consigas invertir en acciones que seguramente tendrán un buen valor en relación a su costo, considerando además que es muy difícil predecir los tiempos de los mercados.
  • Dobla los esfuerzos y sal a crecer tu network, conectar con más personas, generar más citas y ampliar la base de prospectos para tu negocio.

Ante las sorpresas y los retos importantes de la vida, lo mejor es siempre la previsión y la cautela. Como reza el dicho: esperar lo mejor y prepararse para lo peor. Al hacerlo con tiempo y conciencia, podemos prevenir que una caída económica general nos arrebate el control de nuestras finanzas personales.

Comparte este artículo
Carlos Rousseau
Carlos es Presidente del Consejo y Socio Fundador de Orange Investments. Tiene una larga trayectoria en el desarrollo e inteligencia de proyectos inmobiliarios, así como en la estructuración de proyectos con capital institucional.

Ha dirigido proyectos habitacionales, desarrollo de usos mixtos, comerciales y de oficinas en diversas zonas del país. Tiene un MBA con énfasis en liderazgo y estrategia de negocios por Duxx, diversos estudios de posgrado en Harvard y Darden. Es autor del primer libro digital de desarrollo, en coordinación con el Tecnológico de Monterrey: “Desarrollo Inmobiliario, Integrando las Piezas”.

Contacto: carlos@orange.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published.